Cáncer de riñón

El cáncer de riñón es una enfermedad frecuente en los tumores de origen urológico, la edad promedio es a los 64 años de edad, pero también puede presentarse desde los 40 años, es más frecuente en el hombre que en la mujer.

Factores de riesgo identificados

  • Sobrepeso
  • Tabaquismo
  • Dieta alta en grasas
  • Presión arterial elevada
  • El abuso en el consumo de algunos medicamentos principalmente los analgésicos se han vinculado a la aparición de tumores renales malignos.

La gran mayoría de los tumores en el riñón se detectan en forma incidental, esto quiere decir que se identifican en el transcurso de una revisión médica  por otra enfermedad.

Síntomas

Los síntomas que sugieren la presencia de un tumor renal son variables entre ellos se encuentran:

  • Sangrado en la orina
  • Pérdida de peso involuntaria y pérdida del apetito
  • Palpación de masa en la región lumbar o abdominal
  • Fatiga o cansancio
  • Anemia
  • Extremidades hinchadas
  • Fiebre ocasional

Diagnóstico

Lo realiza el Urólogo mediante los estudios de imagen adecuados, idealmente una tomografía contrastada la cual únicamente se puede realizar si la función renal es óptima, una vez documentado el tumor por la tomografía se puede planear el tratamiento más adecuado, esto es se clasifica de acuerdo al tamaño del tumor o a la invasión a los órganos adyacentes.

Tratamiento

El tratamiento inicial del cáncer de riñón es realizado por un Urólogo, habitualmente se realiza una cirugía radical (NEFRECTOMIA RADICAL) la cual se lleva a cabo por acceso laparoscópico, es decir por 3 orificios de acceso al cuerpo de aproximadamente 8 mm, a través de estos se realiza la cirugía en donde se retira el riñón junto con toda su cápsula, la grasa y los ganglios linfáticos, siendo esta la vía de acceso de elección por ser una cirugía de pronta recuperación, menor tasa de sangrado y mucho menos dolorosa que la cirugía abierta tradicional; en los casos que el tamaño del tumor y la localización lo permita se puede realizar una Nefrectomía parcial, esto quiere decir que a través de esos mismos 3 orificios se puede únicamente quitar el tumor conservando el resto del riñón sano.

Un diagnóstico y tratamiento oportuno brinda una supervivencia hasta del 94%.

Una vez retirado el tumor ya sea por nefrectomía parcial o total el tejido se envía a ser revisado por un especialista en anatomía patológica, el cual mediante distintas técnicas determina el tipo de célula maligna que está implicada en el tumor, con esta valiosa información podemos establecer una estadistica de la enfermedad adecuado y de ser necesario un tratamiento adyuvante, esto también a su vez dictamina la vigilancia que se debe de tener posterior a la cirugía.

El Urólogo es el especialista ideal para tratar los tumores renales, la cirugía a través de acceso laparoscópico representa la técnica quirúrgica de elección, esto provee de mucho menos dolor postoperatorio y pronta recuperación, si Usted sospecha, le han diagnosticado o tiene algún antecedente de lo comentado en el presente artículo no dude en acercarse a consulta y así dar pronta resolución a la enfermedad.

Leave a reply